Organizaciones
    Especialistas
    Eventos
    Cursos
    Proyectos
    Otras Actividades
    Publicaciones
    Noticias
 
 
 
Publicación
 
Título
¿SABÍA QUE...? HECHOS Y CIFRAS SOBRE METEOROLOGÍA POLAR
 
Título Alternativo
 
Descripción
Las regiones polares son las áreas que cuentan con las menores observaciones meteorológicas in situ de todo el planeta. En toda la Antártica, cuya extensión es el doble de la de los Estados Unidos de América, sólo 44 estaciones realizan observaciones meteorológicas de superficie y únicamente 14 lanzan radiosondas (instrumentos que ascienden por la atmósfera, generalmente transportados por globos, para obtener y transmitir datos meteorológicos).

Las regiones polares tienen una gran importancia en el sistema climático mundial; los cambios acaecidos en altas latitudes pueden afectar a los ecosistemas y a la sociedad humana por efecto de un aumento del nivel del mar o de variaciones en la circulación atmosférica y oceánica.

Aunque las regiones polares por lo general están muy apartadas de los principales centros de población, también en ellas son necesarias las predicciones del tiempo fiables. En el Ártico dichas predicciones son necesarias para las comunidades indígenas, las operaciones marítimas, y la exploración y producción de gas y petróleo. En la antártica se necesitan para las complejas operaciones logísticas aéreas y marítimas en apoyo de los programas de investigación, y para la creciente industria turística. Se necesitan también predicciones para los equipos que trabajan en zonas remotas.

Las regiones polares son las depositarias de los archivos climáticos de la Tierra. Éstas actúan también como un sistema de alerta temprana de lo que podría esperarse que ocurra en las otras regiones del planeta.

Cuando los glaciares antárticos llegan a las costas de la Antártica, comienzan a flotar y se convierten en mesetas de hielo, de las que posteriormente se desprenden témpanos. Desde 1974, se han desintegrado en la Península Antártica 13.500 km² de mesetas de hielo, fenómeno que tiene relación con un aumento regional de la temperatura superior a 2°C en los últimos 50 años.

En los últimos decenios se han producido cambios importantes en el medio ambiente polar, ya que han aumentado las temperaturas del aire próximo a la superficie, que han reducido considerablemente la extensión de los hielos marinos perennes del Ártico, han hecho disminuir la cubierta de nieve, y han causado el deshielo de masas de permafrost y la disminución de los hielos fluviales y lacustres.

En las dos últimas décadas se han observado tendencias contrastantes en la evolución del hielo marino polar, con una gran pérdida de hielo en el Ártico y un ligero aumento en la Antártica.

Los análisis de observaciones meteorológicas en superficie indican que la temperatura anual del aire cerca de la superficie de la Tierra ha aumentado unos 0,6°C a lo largo del último siglo. El mapa de las tendencias lineales de la temperatura anual en superficie durante los últimos 50 años en todo el mundo revela tres áreas “susceptibles” en Alaska/norte de Canadá, Siberia central y Península Antártica. En todas ellas, las temperaturas medias anuales han aumentado en más de 1,5°C durante los últimos 50 años.

En la región occidental de la Península Antártica, las temperaturas han aumentado más que en cualquier otro lugar del hemisferio sur, y los datos obtenidos in situ indican aumentos de 3°C de la media anual, y de 5°C en las temperaturas de invierno durante los últimos 50 años.

Hay evidencia de que un 87% de los glaciares de la Península Antártica han retrocedido en los últimos 50 años. Es probable que esta tendencia subsista si sigue aumentando la temperatura.

El manto de hielo de la Antártica occidental está perdiendo 47 gigatoneladas (Gt) de hielo por año, mientras que en la región oriental aumenta ligeramente en 16 Gt por año. En total, el cambio neto es de -31 Gt anuales, es decir un aumento del nivel del mar de 0,08 mm por año. Estos cambios revisten particular interés, ya que gran parte de esa masa se encuentra por debajo del nivel del mar. La pérdida total del manto de hielo de la Antártica occidental elevaría el nivel del mar en 5 m, por lo que incluso la desintegración de una pequeña parte sería preocupante.

Información extraída de la publicación de la Organización Meteorológica Mundial ‘Meteorología polar. Comprender los efectos a escala mundial’ [formato PDF – 1.50 MB] (http://www.wmo.int/wmd/pdf/WMD2007_web_brochure_S.pdf)

 
Palabras Clave
meteorología del polo
 
Fecha Publicación
01/04/2007
 
Tipo
Artículo
 
Autores
OMM
 
Editores
OMM
 
Lugar de Publicación
 
Idiomas
Español, Ingles
 
Temas del Agua
Concienciación, Educación
 
Formato
Adobe Acrobat (pdf)
 
Formato Medio
ON-LINE
  Identificadores
  Tipo Valor
  URL http://www.wmo.int/wmd/pdf/WMD2007_web_brochure_S.pdf
 
            
  Quienes Somos
  Búsqueda
   
  Búsqueda Avanzada
Proyecto Arsénico
HIDRO-Lógicas
Manual Foros
CONCURSO FOTOS